OmniRAT es un troyano de acceso remoto (RAT) a la venta por 25 $ y con el que se puede controlar (y espiar) terminales Android, Windows, Mac o Linux.

Hace un par de semnas hubo un problema en Europa con DroidJack, otra herramienta para Android que se puede usar con fines sospechosos ya que se trata de un troyano de acceso remoto que permite el control total. Eso sí, DroidJack tiene un coste de 200$ y sólo vale para Android.

Avast describe OmniRAT como una herramienta de administración remota y ciertamente puede usarse para fines legítimos, por los propietarios de equipos donde se instale o por otros con su consentimiento. El problema es que en otras manos lo que puede pasar es lo descrito, como poco espionaje y pérdida del control del terminal.