Esta bestia de Samsung tiene doble papel este año: además de sorprender con sus maravillosas prestaciones tiene que hacer olvidar el gran fracaso que supuso el Galaxy Note 7 para Samsung.

Se ha filtrado alguna información de este smartphone y la verdad que alguna cosa me ha sorprendido de verdad. Empecemos por describir las características más visuales.

El frontal del Galaxy S8 estará completamente ocupado por la pantalla, recordando al Xiaomi Mi Mix, suprimiendo el botón de inicio por primera vez. Samsung incorporará  un lector de huellas en la parte trasera como suele hace Huawei. La pantalla será algo más grande y habrá 2 versiones: de 5’8 y 6’2 pulgadas, ambas versiones QHD Super AMOLED.

En cuanto al material de la parte trasera no he encontrado ninguna información.

El interior

En el interior del Galaxy S8 podremos encontrar un procesador Snapdragon 835 un 11% más potente, un 23% más rápido gráficamente y un 20% más eficiente que el Snapdragon 820 del Galaxy S7. Para mover bien ha este procesador Samsung ha colocado 4 Gb de RAM al Galaxy S8. En cuanto a memoria interna dispondremos de 64 Gb ampliables a 256 Gb por microSD.

En cuanto a las cámaras Samsung mejorará algo a las del modelo Galaxy S7 montando una trasera de 12 Mp con búsqueda inteligente de objetos y otra de 8 Mp en la parte delantera que además reconocerá el iris del propietario de teléfono.

Las baterías serán de 3000 o 3500 mAh según la versión de 5’8 o 6’2 pulgadas. Samsung ha tenido especialmente cuidado en esta elección después de la experiencia con el Note 7. La batería, en ambas versiones, dará más autonomía al teléfono gracias a la optimización del procesador. El Galaxy S8 contará con sistema de carga rápida y traerá ya USB tipo C para sus recargas. Samsung conserva el jack de audio.

Novedad

Esto es lo que más me ha llamado la atención, y es que Samsung ha copiado (o intentado) a Microsoft con Continuum. Samsung ha diseñado su propio conector entre el smartphone y una pantalla que se llamará Samsung DeX y permitirá conexiones de USB y de HDMI. Esto permitirá al usuario usar un ordenador de sobremesa con sólo conectar el Galaxy S8, un ratón y un teclado a Samsung DeX.

Samsung también ha creado su propio asistente virtual, llamado Bixby.

Precio y lanzamiento

El Galaxy S8 no será presentado en el Mobile World Congress de Barcelona, no dará tiempo. Será presentado un mes más tarde en un evento propio de Samsung  y puesto a la venta en abril (también a finales), aunque todo esto está sin confirmar. En cuanto al precio partiremos de 799 euros con un aumento de 100 euros para la versión superior.

Conclusiones

La verdad que me ha sorprendido mucho la posibilidad par convertir el S8 en ordenador de sobremesa, habrá que estar pendientes a ver si es verdad y cuánto vale Samsung DeX. Por otro lado por fin se apunta Samsung al conector tipo C aunque espero que por esto Samsung no deje de dar soporte a la tecnología MHL, aunque con Samsung DeX se sustituiría (a ver a qué precio).

Preview de Galaxy S8.