Samsumg, a 2 días de presentar el Galaxy S8, ha anunciado a través de su blog que van a procesar los Galaxy Note 7 en 3 clasificaciones para amortizar su stock:

  1. Los dispositivos que puedan ser reacondicionados completamente para su venta.
  2. Se recuperarán las piezas reutilizables de dispositivos inservibles.
  3. La extracción de metales se realizará con procesos respetuosos al medio ambiente, invirtiendo en ello.

Las piezas reutilizables como cámaras o transistores serán separadas por empresas de terceros especializadas en estas áreas y las utilizarán como muestras para probar el producto. Los Note 7 que se puedan vender llevarán baterías más pequeñas y tendremos que esperar a poder comprarlos porque Samsung tiene que llegar a acuerdos con transportistas y operadores de telefonía.

Como sabemos las baterías fueron las culpables de que el Note 7 explotase provocando a la compañía un agujero en las cuentas de 4.863 millones de euros. Un fallo en el cálculo de sus medidas causaba una deformidad en las esquinas de la batería, lo que a su vez provocaba cortocircuitos. También se detectaron soldaduras mal hechas. Esta es la razón de que si hay algún Note 7 apto para el consumo se le sustituya la batería.

Por último, los metales preciosos como oro, plata cobre o níquel serán extraídos por empresas dedicadas a ello garantizando el cuidado al medio ambiente, no obstante Samsung tiene intención de invertir en sus plantas para que sean más ecológicas.

VIOLETA by MANGO Vacation for a Cause