Chrome fue el primero que implementó esta función en su navegador y ahora todos tienen esta función, aunque se llama navegación privada.

Esta función lo que hace es no guardar nada relativo a tu navegación a nivel local, es decir, en el ordenador que uses para navegar no se guardará ni historial, ni cookies, ni contraseñas, ni otros datos. Nuestro rastro de dirección IP seguirá igual.

Es una función muy interesante y os voy a dar idear para usarla:

  1. Como desarrollador web es interesante la navegación privada para ver el comportamientos de las páginas o el posiccionamientos en buscadores.
  2. Para iniciar sesiones en la web de tu banco u otras webs sensibles.
  3. Para iniciar sesiones o rellenar formularios en lugares públicos.
  4. Si llega un amigo a tu casa y desea abrir su Facebook.
  5. Realizar compras.
  6. Comprar billetes de avión o viajes: está comprobado que Ryanair sabe por tu cookies tu interés en algunos viajes…, varían los precios de sus vuelos así como la disponibilidad de asientos rastreando tu información de navegación. No es una prática común, no te asustes.
  7. Si quieres planificar una sorpresa.
  8. Navegar en el trabajo.

Como ves, este modo de navegación no es algo raro, es muy útil y os invito a familiarizaros con esta función.