El concepto de la eSIM es poder usar tu tarifa telefónica en el móvil sin necesidad de necesitar físicamente la tarjeta SIM para que identifique a tu teléfono. Para este artículo prefiero referirme a dispositivo y no a teléfono o smartphone ya que es más correcto, muchos dispositivos se conectan a Internet: coches, smartphones, tabletas, electrodomésticos, televisiones…

La eSIM es algo virtual y el dispositivo que necesite eSIM estará equipado con una pieza de hardware que se conectará automáticamente a la nube para identificar tu tarifa móvil. Esto dará una gran facilidad en un futuro cercano para que todo este conectado.

Con esto se quiere lograr una inmediatez a la hora de contratar una tarifa, evitando las esperas para recibir la tarjeta SIM. Esto supondría el fin del roaming ya que nos permitiría contratar rápidamente una tarifa en el extranjero.

Los dispositivos móviles serían multisim con lo que sería posible elegir a qué tarifa conectarse (de las que hemos contratada previamente) cuando encendamos nuestro dispositivo móvil.

La eSIM, que ya está siendo desarrollada por Apple y Samsung de acuerdo con la patronal que agrupa a todos los operadores y fabricantes de dispositivos (GSMA), nos permitirá también almacenar en la nube datos de nuestra SIM y localizar nuestro dispositivo.

La eSIM será presentada el 22 de febrero en Barcelona, en el Mobile World Congress, y se pretende que se implante como standard con la máxima celeridad posible.