El primer lugar de ventas relcionadas con la telefonía móvil lo ocupaba Xiaomi después de arrebatárselo a Apple y a Samsung. Pues bien, ahora ese privilegiado lugar lo ocupa Huawei, según datos de Canalys.

El ascenso de Huawei en el trono del smartphone en China es una hazaña notable, sobre todo en el contexto de un mercado de teléfonos inteligentes de China cada vez más feroz y maduro

Esto se debe, tal vez, a que Xiaomi se ha fijado más en otros países para empezar a distribuir como Brasil o India.

Xiaomi, con su objetivo mundial de 80 millones de teléfonos enviados en 2015, se encuentra bajo una enorme presión para seguir creciendo como actor internacional, ya que se está desinflando en su mercado clave