Como todos sabemos Facebook compró a WhatsApp y seguramente las intenciones de Mark Zuckerberg fuese la de obtener todos los datos de WhatsApp y fusionarlo con Facebook, pero en Europa esto no le va a ser fácil. Europa ha mostrado su total rechazo a la nueva política de privacidad que tiene WhatsApp afirmando que todos sus datos serán transferidos a Facebook.

De momento las agencias europeas de Protección de Datos, entre ellas la española, han recomendado a WhatsApp a no continuar con estas prácticas hasta no garantizar al usuario su propia privacidad. Es de esperar que se tomen medidas más contundentes, pero por el momento se está analizando bien el nuevo texto legal de agosto y se ha enviado un texto al CEO de WhatsApp, Jan Koum, “en el que expresan sus dudas y preocupación por los cambios realizados en las condiciones de uso y la política de privacidad del servicio”, explica la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Entre otros asuntos, la AEPD y sus homólogos europeos cuestionan lo siguiente:

La validez del consentimiento prestado por los usuarios, la eficacia de los mecanismos ofrecidos por la compañía para que estos puedan ejercer sus derechos y los efectos que la nueva política de compartición de datos podría tener además en aquellas personas que no son usuarios de ninguno de los servicios propiedad de Facebook.

Además las autoridades europeas para velar por sus leyes y los derechos de los usuarios europeos han solicitado a WhatsApp:

Que facilite toda la información disponible, entre otra la que hace referencia específicamente a las categorías de datos que se recogen (nombres, números de teléfono, direcciones de correo electrónico, direcciones postales, etc.), el origen de los mismos, y una lista de los destinatarios de la información y los efectos de las transferencias de datos tanto para los usuarios del servicio como para los no usuarios

En fin…, nuestros datos son el alimento de estas compañías gigantescas y hacen lo que quieren.