Se verán afectados países como Jordania, Egipto, Turquía o Arabia Saudí aunque estos dispositivos móviles si que podrán viajar en las bodegas del avión, metidos en la maleta.

Esto se debe a que en un portátil o en una tablet cabe el explosivo suficiente para volar parte de la cabina como ya se ha demostrado otras veces.

Desde el día 21 de marzo esta en pie esta medida que obligará, si se viaja desde los países fectados, a facturar tabletas o portátiles. La medida adoptada primeramente por la administración americana fue estudiada a fondo por Reino Unido para, también, llevarla a cabo. Los aeropuertos afectados por las medidas se encuentran en Amán, El Cairo, Kuwait, Doha, Dubai, Estambul, Abu Dhabi, Casablanca (Marruecos), y Riad y Yedá, en Arabia Saudí. Todos estos países son de mayoría musulmana.

Esta prohibición no tiene nada que ver con los ataque xenófobos de Donald Trump y se basan en informaciones echas en el terreno por el ejercito que han comprobado la fabricación de estos explosivos por parte de grupos terroristas:

No va contra naciones específicas, nos basamos el información de Inteligencia evaluada para determinar qué aeropuertos están afectados

En los aeropuertos mencionados en esta nueva ley salen 50 vuelos directos al día hacia una ciudad americana.

A las pocas horas de esta noticia desde UK se anunció la misma medida, pero esta vez indicando las medidas de los dispositivos en sospecha: 16 centímetros de largo, 9,3 centímetros de ancho y 1,5 centímetros de grosor.

Lo raro de esta norma es que prohíbe embarcar tablets o portátiles sólo si vuelas de uno de estos países a EEUU o UK, no al revés.

Esta medidas permanecerán de manera indefinida en EEUU y en UK pudiendo ser ampliadas a más países.

LÍNEA DIRECTA VIOLETA by MANGO