Uno de los grandes problemas de los aeropuertos es que debes llegar 2 horas antes porque no sabes lo que te vas a encontrar: colas, retrasos, averías, huelgas, aduanas…

Pues bien, este software llamado Beontra esta basado en el Big Data y es capaz de contar con todas las variables que puede sufrir un vuelo para hacer una especie de simulación que calculará el tiempo exacto. En concreto Beontra se puede hacer preguntas como: ¿qué retrasos ha padecido cada vuelo a lo largo de los años?, ¿qué impacto ha tenido en estos retrasos la meteorología?, ¿y las huelgas?. Esta inteligencia artificial basada en Big Data puede predecir picos de trabajo para unos 90 días y ya está presente en 30 aeropuertos del mundo, el último en adquirirlo ha sido el JFK de Nueva York.

Beontra reduce grandes picos de trabajo y ayuda a los viajeros porque el aeropuerto podrá estar preparado ante grandes afluencias de viajeros contratando a más personal o abriendo nuevos espacios en el recinto. Las propias aerolíneas comparten datos en tiempo real con Beontra y hasta los perfiles de cada viajero si estos lo permiten para recibir instrucciones más personalizadas.