Abrir una cuenta en el banco es un proceso farragoso: tienes que ir en persona a una sucursal, rellenar papeles y te dan la documentación…, y si el banco es online igual pero más lento: registro online, rellenar papeles, dar otra cuenta tuya, enviar papeles, esperar a la documentación que llega por correo o mensajería…, en fin, mínimo estas una semana pendiente de todo.

BBVA ha pensado en todo este proceso y lo ha simplificado usando la tecnología que existe hoy en día dentro de su app. Este proceso que consistente en enviar un selfie, enviar foto de tu DNI y hacer una videoconferencia, ahorrará tener que ir a cualquiera de sus 3000 sucursales (segunda red comercial más grande de España por detrás de La Caixa).

Este proceso tiene también una parte de comprobación que el cliente no ve y dura unos minutos y es la comprobación biométrica del selfie con el DNI. Tambié se quedará registrada la voz del solicitante de la cuenta.

Todo esto se puede hacer gracias a un cambio en la legislación (española y europea), afirman fuentes del BBVA:

Para llevar a cabo este proceso, las entidades españolas tradicionalmente procedían de tres formas: mediante la presencia física del cliente en oficina; el envío de un mensajero a su domicilio o cotejando los datos de otra cuenta bancaria en otra entidad en la que el cliente sea titular. Ahora, la autoridad supervisora ha permitido un nuevo proceso de identificación no presencial, basado en una llamada por videoconferencia

Como este proceso quita bastante trabajo al banco, el BBVA ha decidido no cobrar comisiones a ninguna cuenta creada por este proceso, incluyendo la tarjeta de débito gratis.