A finales de junio apareció Apple Music en iPhones e iPads gracias a una actualización de iOS. Apareció para plantarle cara a Spotify y a Google Music pero sólo en dispositivos afines a la manzana. Ahora ya ha llegado a Android (el 80% de Smartphones a nivel mundial), pero hay que tener un Apple ID. Si no se tiene ya un Apple ID, se trata de un proceso lento ya que hay que facilitar la tarjeta de crédito.

La oferta de Apple Music es similar a otras ya que ofrece los tres primeros meses gratis y después 9,99 euros al mes para la suscripción individual o 14,99 euros para el plan familiar.

Por defecto la aplicación dará a elegir el plan individual, aunque se podrá cambiar al plan familiar desde un dispositivo de la compañía.

Se puede descargar aquí.