FACUA ha constituido una plataforma de afectados para facilitarles que se personen sin coste alguno en la #demandaMovistarFusión, hashtag con la que está dándola a conocer en las redes sociales.

Te puedes unir a la plataforma en la web de Facua. El principio de la denuncia se basa en el contrato de permanencia, indicando que quienes tuvieran contratos de permanencia y se diesen de baja, podrán reclamar en los tribunales que el operador les abone los hasta 190 euros establecidos como penalización si se incumplen sus condiciones, que en aplicación del principio de reciprocidad vinculan tanto a los usuarios como a la empresa.

Y es que desde el lanzamiento de Movistar Fusión, en septiembre de 2012, Telefónica aseguró en su publicidad e información comercial que mantendría sus precios “para siempre”, una promesa con valor contractual.